La historia los junta hoy en suelo entrerriano

La historia los junta hoy en suelo entrerriano

Belgrano, Ramírez & Artigas

El 19 de junio se celebra el día de la bandera de Entre Ríos al conmemorarse el nacimiento de José Gervasio Artigas, creador de la enseña celeste y blanca con una franja roja, símbolo del federalismo. Además, este 20 de junio se conmemoran los 200 años de fallecimiento de Manuel Belgrano y el “Día de la Bandera Nacional.

Asimismo, este es el bicentenario de la firma del Tratado del Pilar; de la batalla de Cepeda, la cual pone fin al gobierno central el 1 de febrero de 1820; y de la creación a la República de Entre Ríos.

La Revolución de Mayo despierta el sentimiento cívico de los entrerrianos.

“Consustanciados con el ideal emancipador secundan entusiastas sus directivas, apoyánlas con el aporte generoso de sus bienes y las observa impertérritos armas en mano”.

En Bosch, Beatriz, Historia de Entre Ríos, Buenos Aires, Editorial Plus Ultra, 1978, pág. 33.

De tránsito al Paraguay, el General Manuel Belgrano arriban a la bajada del Paraná a principios de octubre de 1810. Colaboran diligentes los vecinos en abastecer la fuerza expedicionaria. Asienta el creador de la bandera en su autobiografía:

“Debo hacer aquí el mayor elogio del pueblo del Paraná y toda su jurisdicción a porfía se empeñaban en servir, y aquellos buenos vecinos de la campaña abandonaban todo con gusto para ser de la expedición y auxiliar al ejército de cuántos modos les era posible, No me olvidaré jamás los apellidos Garrigó, Ferré, Vera y Hereñu. Ningún obstáculo había que no venciesen por la patria”.

Ídem, pág. 35.

Sabemos que se aportan más de seiscientos caballos, muchos de los cuales provenían de Nogoyá. Simpático rasgo el de una mujer, Doña Gregoria Pérez de Denis, quien pone a disposición del ejército la hacienda, casas y esclavos poseídos sede el río Feliciano el puesto de las Estacas.

En efecto Gregoria Pérez de Denis figura por tal acto la primera entre las mujeres que apoyan la nueva causa.

Al aceptar tan amplio desprendimiento Belgrano le manifestó: “La Junta colocará a Ud. en el grado de beneméritos de la patria, para ejemplo de los poderosos que la miran con frialdad”.

Ibídem.
Monumento a Gregoria Pérez de Denis ubicado en Bajada Grande, Paraná.

Al proseguir hacia el Paraguay, el representante de la junta ordena delinear el antiguo poblado de Mandisoví, cuya fundación se formaliza el 16 de noviembre. Poco después, procede en igual forma con el de Curuzú Cuatía en la vecina Corrientes.

Belgrano y la campaña del Paraguay (obra de Rafael del Villar)

Pobladores de las villas sometidas por los realistas se sublevan contra los opresores; paisanos sencillos, sacrifican su tranquilidad y salen a luchar en salvaguardia del principio autonómico que acaba de proclamarse en Buenos Aires.

Insensiblemente surgen los jefes, el más resuelto es, sin duda, Bartolomé Zapata – vecino de Gualeguay -. Rivalizan en denuedo Gregorio Samaniego -Gualeguaychú -; Mariano Aulestia, José Gregorio Cardoso y José Francisco Taborda – de Nogoyá; Pablo José de Ezayza – de Gualeguay -. Criollos todos. Españoles como Juan Garrigó y Francisco Colobrán y Andreu cooperan decididamente. Hasta una niña de dieciséis años, María Boche, la cual sufre cárcel por su franca adhesión a los patriotas.

Eficaces servicios presta un hombre joven de veinticuatro años, hijo de un hogar de Concepción del Uruguay. Francisco Ramírez, infatigable e intrépido, buen conocedor de campos y montes corre de un punto a otro, proporcionando el informe preciso y oportuno.

 Así lo reconoce el general Rondeau en su autobiografía:

“… casi simultáneamente iba a la bajada con las contestaciones y papeles públicos que recibidos esparcía yo mismo o los hacía entre las tropas y el vecindario cuando contenían noticias desfavorables a los realistas”.

Ídem, pág. 37.
Francisco Ramírez

Pero ya a esta altura de los sucesos no estarán solos los paisanos. En la otra banda del Uruguay Rondeau y Artigas abandonan las filas del rey, a quienes sirvieron hasta entonces.

La causa revolucionaria americana incorpora a su gran conductor popular. Artigas hubo de atravesar el territorio entrerriano con el fin de ofrecer sus servicios al gobierno de Buenos Aires. Reconocido por éste con el grado de teniente coronel y auxiliado con ciento cincuenta hombres, rehace camino de vuelta.

Por su acendrado ascendiente personal Artigas enfervoriza a los entrerrianos en torno a la defensa de su suelo.

Lic. Paola Lucía Völker
Sec. de Educación y Cultura
SADOP Entre Ríos