SADOP Entre Ríos se opone al programa nacional Aprender 2016

SADOP Entre Ríos se opone al programa nacional Aprender 2016

El Sindicato Argentino de Docentes Privados de Entre Ríos (SADOP) manifestó un contundente rechazo a la metodología de evaluación que pretende llevar adelante el gobierno nacional.

A partir de mañana martes se llevará adelante la Prueba Aprender 2016 que reemplaza al ONE (Operativo Nacional de Evaluación) que se desarrolló – por última vez – en el 2013 y tiene por objetivo evaluar los aprendizajes de los alumnos en Lengua, Matemática y Ciencias Sociales y Naturales, junto con un cuestionario complementario para docentes y directivos sobre las instituciones escolares.

El gremio de los docentes privados denunció que este modelo “es arbitrario y se puso en marcha de manera inconsulta”.

Desde SADOP compararon que “al igual que las pruebas PISA, tienen el tufillo de ser encargadas por el mercado financiero internacional. Irritan a los trabajadores y son tenidas como componentes del ajuste para perturbar las condiciones salariales y laborales”.

El Secretario General del SADOP Entre Ríos, Sergio Pesoa, dijo que “desde el punto de vista gremial, precariza al docente como aplicador o veedor, vulnera derechos y obligaciones de docentes y alumnos, y ata el resultado al puesto de trabajo y salario docente”.

Pesoa criticó que “no fue una construcción colectiva” – la Ley de Educación Nacional tiene expresas menciones a la evaluación de la calidad educativa en cuanto a la consulta a las organizaciones sindicales docentes –  y dijo que “desde lo pedagógico la evaluación se reduce a una medición para la confección de un ranking”.

Nuestro Secretario General también cuestionó que “la función de aplicador que recae sobre los docentes refiere más a alguien, que no reflexiona, no discute y que acata e implementa dispositivos creados por especialistas ajenos a las realidades socioeducativas”.

Para Pesoa “hay una marcada intención comunicacional del gobierno nacional para deslegitimar al docente, tratando de instalar una resistencia a la evaluación y responsabilizarlos de todos los problemas de la educación argentina”, dijo. Agregó que “no es casual que en ningún aspecto se tomen en cuenta las deficiencias del sistema educativo en general y las pésimas políticas públicas en la materia”.

“No hay manera de evaluar sensatamente y fehacientemente la calidad educativa en nuestro país si no hay una construcción de parámetros propios y situados regionalmente para analizar el impacto de políticas inclusivas en los sistemas educativos”, finalizó Pesoa.

 

DESDE EL SADOP ENTRE RÍOS SE RECHAZA:

*El Plan Nacional de Evaluación “APRENDER 2016

*La instrumentación de operativos de evaluación sesgados que miden solo capacidades intelectuales y dejan afuera los contextos sociales, culturales y económicos de las comunidades educativas.

*La fuerte estrategia comunicacional detrás de la prueba Aprender 2016 poniendo a los docentes en el centro de las miradas.

*El rol que se le da a la participación docente a la de un  simple aplicador  y considera a los alumnos como objetos de estudio.

*Que el operativo se resolvió sin consultar a los docentes, y modifica el paradigma de la enseñanza.

*Porque Aprender 2016 reduce contenidos a áreas específicas, evaluando resultados y no políticas educativas.

*Las evaluaciones son estandarizadas, hay sólo ítems de respuestas cerradas.

*Aprender 2016 genera competencia entre instituciones, docentes y alumnos.

Por todo ello, convocamos a una resistencia pacífica a este modelo autoritario de evaluación y decimos en voz alta: “MÁS EVALUACIÓN NO ES IGUAL A MÁS CALIDAD EDUCATIVA”

Deja una respuesta